HILOS TENSORES O INDUCTORES DE COLÁGENO


La ptosis de los tejidos blandos que ocurre por la acción de la gravedad y por el la perdida de l tono y tejidos de sostén de la piel con el envejecimiento, es uno de los signos faciales que mayor molestia causa en los pacientes. El lifting quirúrgico tradicional consigue corregir la ptosis eficazmente, pero es un procedimiento que reviste riesgos, puede generar cicatrices y mayor tiempo de incapacidad. El lifting con hilos constituye un procedimiento mínimamente invasivo alternativo a la cirugía con buenos resultados y que genera menor incapacidad.

La elevación de los tejidos ptósicos de la cara que se realiza con hilos de polidoxanona o PDO que es un material completamente biodegradable y que han sido diseñados para lograr un adecuado agarre a los tejidos subdermicos a través de espículas, barbas o garras, que permite una adecuada reposisiconamiento de los tejidos. De igual manera existen un tipo de hilos del mismo material, pero lisos sin las características de agarre que se usan como base en el tratamiento para generar inducción de la producción de colágeno y disminuir la flacidez de la zona a tratar.

Hilos inductores de colágeno:

Previa anestesia tópica durante 30 minutos previos al procedimiento se realiza la aplicación a nivel subdermico de los hilos que se deslizan dentro de una aguja y se disponen en forma de malla sobre el área a tratar para estimular la formación de colágeno. El efecto comienza a ser visible al mes siguiente a su aplicación, pero su efecto definitivo se observa 3 a 6 meses después donde se completa el tiempo de generación del colágeno en la zona. Pueden ser utilizados en cara, cuello, escote o cualquier zona del cuerpo donde se halla generado flacidez.

Hilos de tracción:

Requiere anestesia local infiltrada sobre el punto de entrada de los hilos según sea la indicación, posteriormente se procede a deslizar el hilo dentro de una aguja a nivel subdermico el cual es traccionado para reposicionar los tejidos y producir un efecto de elevación o lifting no quirúrgico.

La recomendación es iniciar el tratamiento con la inducción de colágeno con los hilos lisos o de monofilamente y al mes siguiente realizar la aplicación de los hilos de tracción para optimizar el resultado del tratamiento.

La duración del tratamiento es de 45-60 min, y la duración del efecto se estima entre los 18 y 24 meses.

Es importante tener en cuenta que siendo un procedimiento mínimamente invasivo y aparente de fácil realización requiere un entrenamiento y una técnica adecuada para evitar complicaciones y en caso de presentarse las mismas tengan un manejo adecuado por el personal de salud

Recomendaciones postprocedimiento:

o Evitar la realización de ejercicio o esfuerzo físico el mismo día del procedimiento.

o Evitar la exposición solar y los ambientes cálidos y/o húmedos (piscina, sauna, turco, jacuzzi)

o Evitar la gesticulación exagerada o la manipulación que pudiera desplazar el hilo de su sitio mientras este se afianza completamente.

o Puede requerir el uso de analgésicos los tres días siguientes al procedimiento

Efectos secundarios y complicaciones

• Edema

• Equímosis y hematomas

• Asimetría

• Visibilidad del hilo por debajo de la piel